Primera impresión: Splatoon Global Testfire

El Nintendo Direct de Splatoon reveló entre otras cosas, que tendríamos un demo excesivamente limitado a 2 días, 3 horas (en total), en las cuales podríamos probar el Splatoon en línea.

Durante el Testfire nos permitieron jugar en 2 mapas distintos, Walleye Warehouse y Saltspray Rig y 4 sets de armas distintos, la Splattershot Jr, la Splattershot, Splat Roller y Splat Charger.

Al ingresar al juego, te permitían elegir tu personaje, color de piel y color de ojos, y después de un breve tutorial donde te mostraban como jugar y las diferentes habilidades de los personajes del juego, te permitían seleccionar tu arma preferida y buscar oponentes en línea.

El juego no permitió jugar con amigos, todas las peleas fueron aleatorias, y mientras esperabas, puedes jugar pequeños minijuegos de 8 Bits, que recordaban en que parte te quedaste para reanudarlo en la siguiente sala de espera.

De los 4 sets de armas, mi preferido fue el rodillo gigante, el Splat Roller,, pues cubre una buena área, tiene un ataque a distancia (Quizás no muy bueno) que salpica un poco, y fue sencillo eliminar a mis rivales con el arma.

Apuntar con las Splattershot o el Splat Charger era bastante cómodo, pues el juego utiliza los sensores de la Gamepad para ajustar la mira mientras muevas tus manos, y de esta forma tienes una precisión mayor que si solamente usaras el stick derecho.

El estilo de combate, donde el principal objetivo es cubrir la mayor cantidad de terreno en pintura (sin contar las paredes) es bastante divertido, pues a diferencia de juegos como Halo, o Gears of War, donde se favorece la estrategia, ocultarse, y matar, aquí todos vamos manchando nuestro camino y los kills son un efecto secundario, pero que da puntos al equipo para el resultado final y los colores brillantes permiten encontrar a tus rivales fácilmente.

Los mapas son pequeños, y el combate dura 3 minutos, por lo que realmente en cuestión de un minuto un equipo que lleve una enorme ventaja puede perder en los últimos segundos gracias a su estilo único de pelea.

Además, aún si eres daltónico, el juego incluye un modo para que puedas elegir la combinación de colores que más te favorezca y puedas disfrutar el juego.

Lo malo del demo es que no tiene un modo cooperativo e inclusive la versión final, estará limitada a 1 vs 1, offline.
Me habría encantado poder jugar junto a mi esposa, pero tomamos turnos de 30 minutos, y quien no estuviera jugando, apoyaba viendo el mini-mapa de la Gamepad y dando indicaciones como “el fondo lo tiene el enemigo, corre y cubre allá” y de esa forma no teníamos que andar viendo ambas pantallas, y nos sentíamos involucrados en el juego.

Finalmente, a pesar de contar con un ancho de banda asimetrico (10MB de bajada, 1MB de subida) realmente no hubo lag durante las peleas, lo cual me dejó fuertemente impresionado.

El juego pinta para ser un excelente FPS, pero el limitado modo multiplayer definitivamente impedirá que sea tan popular como Halo o Gears of War que si permiten múltiples jugadores en 1 sola televisión.

¿Y a tí, que te pareció el Demo?

Deja un comentario